El hombre por lo común, solo sabe reconocer su felicidad en la medida de la desgracia que ha experimentado. - Barón de Montesquieu