El cariño no sabe de gratitud, no sabe de ningún otro sentimiento que no sea él mismo... Esto quizás es toda su grandeza... y también toda su miseria. - Jacinto Benavente