La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural. - Confucio