La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre. - Proverbio africano