Nos estamos muriendo por pensar demasiado. Nos estamos matando lentamente a nosotros mismos al pensar en todo. Pensar. Pensar. Pensar. Nunca se puede confiar en la mente humana de todos modos. Es una trampa mortal. - Anthony Hopkins