Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan - Henry Ford