La experiencia de una necrología en plena juventud es sedativa y confortante. «Después de todo -se dice uno-, bien podría haber sucedido». Acerca de la falsa noticia sobre su propia muerte aparecida en Diario de Las Palmas (13-IX-1927, pág. 3) - Ramón Gómez De La Serna