Los besos robados son siempre los más dulces. - James H. Leigh Hunt