Hay mujeres que quieren tanto a sus maridos que, para no usarlos, toman el de sus amigas - Alejandro Dumas