Las revoluciones profundas, de largo curso y huella duradera; no las hacen escritores, sino oradores - Adolf Hitler