Nuestra envidia dura siempre más que la dicha de aquellos que envidiamos. - François de la Rochefoucauld