Después del poder, nada hay tan excelso como saber tener dominio de su uso - Jean Paul Richter