No se necesita demostrar que si los buenos dejan el campo, serán los malos quienes los señoreen victoriosos - Juan Montalvo