No anheles impaciente el bien futuro: mira que ni el presente está seguro - Félix María Samaniego