Las cosas materiales matan al hombre sin sufrimiento; el amor lo reanima con vivificantes dolores - Khalil Gibran