La gloria no consiste en no caer nunca, sino más bien en levantarse las veces que sea necesario. - Mario Benedetti