El dinero consagrado a la beneficencia no tiene mérito si no representa un sacrificio, una privación - Cesare Cantú