Es la misma lluvia la que en la tierra inculta hace crecer zarzas y espinas, y en los jardines, flores - Ludwig van Beethoven