En la mesa nadie se aburre durante la primera hora. - Anthelme Brillat-Savarín