Los defectos, como las pajas, sobrenadan en la superficie; el que quiere encontrar perlas, debe sumergirse. - John Dryden