La justicia estriba en la imparcialidad, y sólo pueden ser imparciales los extraños - George Bernard Shaw