Se es más esclavo de los débiles que de los fuertes - Enrique Jardiel Poncela