Tres corazones en una balanza, uno pide justicia y el otro venganza pero el corazón más herido, con solo llorar descansa. - Anónimo