Recomendad a vuestros hijos que sean virtuosos, sólo la virtud puede traer la felicidad, no el dinero - Ludwig van Beethoven