Jamás atribuyas a un rival actos más ruines que los tuyos - James Matthew Barrie