Es terrible hablar bien cuando se está errado. - Sófocles