Actualmente hay más comunicación directa entre las almas, y el que tiene malos sentimientos o intenciones corre más que antes el riesgo de que se los descubran por su sola presencia. - Maurice Maeterlinck