Es lícito violar una cultura, pero a condición de hacerle un hijo - Simone de Beauvoir