Quien tenga que excitar una pasión para conseguir un afecto, da muy escasa idea de sus propios merecimientos. - Severo Catalina y del Amo