Algo que estábamos reteniendo nos debilitaba, hasta que descubrimos que éramos nosotros mismos. - Robert Frost