Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo. - Buda