Seamos esclavos de las leyes, para poder ser libres. - Cicerón