Amo la fuerza, y de la fuerza que amo, una hormiga puede mostrar tanta como un elefante - Stendhal