Un momento de dicha, ¿no es bastante para una vida entera - Fiódor Dostoievski