El pan más sabroso y las comodidades más gratas son las que se ganan con el propio sudor - Cesare Cantú