Solamente puedes tener paz si tú la proporcionas - Marie von Ebner-Eschenbach