Desdeñar, como odiar, son formas de preferir - Benjamín Jarnés