Lo que el vértigo es para el cuerpo, eso es la embarazosa timidez para el alma - Ludwig Börne