Yo creo que el que tiene una utopía debe vivir corrigiéndola, debe mirar cada tanto las estrellas para ver si no está siguiendo una equivocada, o mejor todavía, para ver si la estrella no se movió un poco y ahora hay que seguirla en otro rumbo, y darse vuelta también es obligación de todos los cantores, de todos los poetas y de todos los que siguen utopías para ver si uno viene detrás y para saber si los compañeros aún vienen detrás: porque a veces uno se extravía en celos personales que poco tienen que ver con las utopías - Alejandro Dolina