¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso! - Miguel de Cervantes