El alma resiste mucho mejor los dolores agudos que la tristeza prolongada. - Jean Jacques Rousseau