En la escuela de la experiencia las lecciones cuestan caras, pero solamente en ellas se corrigen los insensatos. - Benjamin Franklin