Soy el desesperado, la palabra sin ecos, el que lo perdió todo, y el que todo lo tuvo. - Pablo Neruda