Quiero abrazarte hasta siempre, hasta que los cielos se rompan contra las altas montañas terrenales, hasta que las aguas de los ríos rebalsen los mares, hasta que la tierra se ennegrezca -el día del Apocalipsis-. - Mario Rabié Jachu