La moral descansa naturalmente en el sentimiento. - Anatole France