Para gozar íntimamente y para amar se necesita soledad, mas para salir airoso se precisa vivir en el mundo - Stendhal