Las arrugas de la piel son ese algo indescriptible que procede del alma - Simone de Beauvoir