Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá - Miguel de Unamuno