No perdáis ahora vuestra confianza, que lleva consigo una gran recompensa - San Pablo