¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio!. - Proverbio ruso